Ir al contenido principal

Algunos consejos para perder peso después del embarazo


Durante mi primer embarazo engordé 50 libras. La doctora me había pedido que por favor no me excediera de 30, pero yo (no sé por qué, quizá inspirada en las famosas) confiaba en que perdería el excedente en poco tiempo. Me equivoqué y mucho.



A los 10 meses de tener a Emma, y aún con unas 20 libras demás (pendientes del bajar del embarazo) quedé embarazada de Anna.

Esta vez no necesité advertencias de nadie para entender que no podía engordar demasiado. Con Anna llegué a subir 30 libras y las últimas 4 me las engordé prácticamente ya la última semana.

Pero claro, 30 de Anna, y 20 que me quedaron de Emma: otra vez 50 libras arriba. La segunda vez al menos sabía lo dificultoso que era bajar de peso, de manera que mis expectativas fueron más bajas y aceptación más alta.

En Agosto Anna cumple 2 años y si bien antes que cumpliera 1 ya había perdido las 30 libras que me engordé sabiamente, aún hoy tengo 15 del primer embarazo que yo digo “están aferradas” a mi cuerpo.

No puedo decir que acepté mi nueva figura y menos en verano. No me siento a gusto con este peso, ni con la idea de que no logre bajarlo pronto. Y la presión no viene de afuera. No es porque las famosas bajan 60 libras en dos meses yo crea que lo haré también. Eso me lo creía antes, ya no. Simplemente quiero mi cuerpo de antes, ese del que me quejé tanto y el que ahora añoro.

Esta semana salió un reporte que me dio un poco de tranquilidad porque confirma un poco lo que todos deberíamos saber: que las mujeres normales (que no tienen personal trainer diario ni 20 niñeras) tardan un promedio de 409 días en perder el peso del embarazo y recuperar su “mojo”, es decir sentirse como se sentían antes de todo el cambio hormonal que implica un embarazo y una vida post parto.

También vi como un grupo de mamás de Connecticut posaron con sus panzas al aire para enfrentar la obsesión que tienen los medios con los cuerpos post baby de las famosas y la idea mediática de que bajar de peso tras parir debe ser una "obligación" de las mujeres.

Es indudable que por estos días el peso del embarazo es una cuestión de mucho peso y con todo lo que implica la maternidad, tener que lidiar con esa "cuestión" es desgastante.

Pero en este camino hacia la "normalidad" he aprendido algunas cosas, que comparto con ustedes, quizá sirva de ayuda para esas mamás que (como yo) aún batallan con el peso excedente:

1-Recuerda lo que has pasado: cambios hormonales, físicos, horas sin dormir, nuevas rutinas, pocos amigos, poca vida social. Han sido tiempos “diferentes”. Poco a poco las cosas se irán normalizando.

2-Piensa en tu salud: como mamá quieres estar lo mejor posible para compartir tiempo con tus hijos y estar con ellos (al menos yo quiero eso) en condiciones de disfrutarlos, apoyarlos, y motivarlos.

3- Busca ayuda: sip, todas las necesitamos (ya sea con un médico, un psicólogo, un nutricionista, o un maestro buda).

4-Ponte metas cortas y realistas: 20 libras en un mes suena bien, pero no es factible. Cinco en dos meses seguro lo logras.

5- No pienses que no bajarás de peso: Yo se que perderé este peso, pero no se cuándo. Lo antes posible. Lo cierto es que cuando más me relajo, más fácil bajo, cuándo más me obsesiono, más me estanco.

6-Busca un compañero o compañera de metas: quizá te funcione más salir a correr con un amigo, o ir a caminar con la vecina.

7- No desesperes: hay días en los que todo parece taan difícil, pero eso se pasa. Mañana será otro día...

8- No te compares: no todas somos Heidi Klum. No es natural ni real perder el peso tan rápido. Ya te lo dirá el médico.

9- Quiérete a tí misma: la autoestima es el motor para arrancar, para seguir y para triunfar.
10- Sonríe:, no eres ni la primera, ni la última mujer que no bajó de peso rápidamente tras tener hijos.

Yo confío en que en un par de meses podré contarles como bajé al menos 5 libras y compartir otro logro en este mundo de la maternidad que tiene cosas tan maravillosas como desafiantes.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.