Ir al contenido principal

Como estimular a tu bebe antes que nazca



En el momento de su nacimiento, cada niño trae consigo un gran número de capacidades y cualidades que requieren, a lo largo de su vida,  estímulos adecuados a su edad y nivel de desarrollo. Tanto la inteligencia como el cuerpo deben ser alimentados día a día. 

Actualmente sabemos que muchas alteraciones del desarrollo de la inteligencia se podrían haber evitado si no hubiese existido, en la vida de esos niños, privaciones o agresiones en su ambiente de crecimiento.

¿Qué es la estimulación?

La estimulación puede ser definida como “la intervención de un adulto significativo entre el niño y el mundo”. Es un acercamiento simple, sin intermediarios y con un objetivo determinado para facilitar la comprensión del niño respecto del medio que lo rodea y orientar sus reacciones frente a él. 

Estimular no significa realizar tareas complejas o programadas con anticipación , sino aprovechar las experiencias de la vida cotidiana.

Sobre la base del vínculo afectivo, los padres pueden contribuir a través de la estimulación a formar una persona con una capacidad de aprendizaje mayor, más sociable y segura de sí misma. De esa manera, el niño puede llegar a ser tan inteligente como oportunidades se le ofrezcan. No se trata de formar "genios ", o "súper bebés” sino de afianzar todas sus potencialidades.

¿Qué es la estimulación prenatal?

La estimulación prenatal es una técnica que usa numerosos estímulos como sonidos –música y, especialmente la voz de la madre-, movimientos, vibraciones y luces para lograr una comunicación con el bebé antes de que nazca.

De esta manera, el niño que está por nacer aprende a reconocer y a responder a diferentes estímulos, lo que favorecerá paulatinamente su desarrollo sensorial, físico y mental.

¿Mi bebé, también?

Es sumamente recomendable que la inteligencia del bebé se estimule desde antes de su nacimiento.

El niño que está por llegar necesitará no sólo alimentarse estar limpio y dormir, sino que, además, estará ávido de tu cariño y de que le hagas sentirse seguro, querido y aceptado. Estos son los sentimientos básicos para un buen desarrollo integral.

El Dr. Thomas R. Verny, especialista en estudios científicos prenatales de la Universidad de Harvard, asegura que “el amor que la madre vierte en su hijo y la riqueza d comunicación que mantiene con él tienen una influencia determinante sobre el niño y su vida futura”.

¿Cuándo comenzar a estimularlo?

Si entendemos que estimular al bebé es brindarle una oportunidad de relacionarse con su entorno de manera agradable y placentera, debemos tener en cuenta que, desde el momento mismo de la concepción, el amor de los padres está directamente relacionado con el “ser” del niño. En los primeros estadios de su crecimiento depende exclusivamente de la madre.

De acuerdo con el científico Rene Van de Carr, “el estado mental de una mujer embarazada – de calma o agitación- tiene un efecto físico directo en el bebé.”

Diversas investigaciones sostienen que el niño por nacer ya tiene  capacidad para escuchar, ver, percibir estímulos y emociones de su madre, y que es posible promover el desarrollo de su cerebro en el vientre materno.

Los bebés estimulados desde antes de nacer tienden a demostrar un desarrollo visual, auditivo y motor mayor que el promedio. Tienen más capacidad de aprendizaje y coeficiente intelectual superior.

¿Cómo debo hacerlo?

Lo más importante es ayudar a establecer un vínculo afectivo con tu hijo. Antes de que nazca, llamarlo por un nombre o sobrenombre, hablarle y sostener “conversaciones” con tu bebé en formación ayuda a aceptarlo como nuevo miembro de la familia y darle un lugar dentro del hogar.

Se sabe que la música es el más poderoso sonido no verbal. Escuchar música durante el embarazo, especialmente durante el segundo trimestre, estimulará el sentido de audición del bebé. Te darás cuenta, cuando ya haya nacido, que reconoce la melodía que escuchó tantas veces antes de nacer y esto lo ayudará a calmarse.

También acariciar el vientre mientras se repite una frase determinada lo ayudará a asociar una acción con la palabra, aunque no conozca su significado. Mecerse y hacer ejercicios físicos, si no hay contraindicaciones, son técnicas motoras muy valiosas que mejorarán el equilibrio en el niño y lo ponen en alerta.

Una futura mamá que disfruta y acepta el proceso que está viviendo, inicia el contacto afectivo con su hijo antes del nacimiento y le asegura mejores posibilidades de desarrollo afectivo y cognitivo.

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. por ello tengo un CI de 143

    mis padres son musicos, mi padre es pianista y organista y mi madre es violinista, desde que tenia 5 años mi padre me daba clases de piano y organo.

    mis notas universitarias son de una media de 9,9 gracias a su apoyo y cariño, ahora toco el organo en el organo en sol mayor de marbella

    saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.