Ir al contenido principal

Algunos datos sobre la producción de leche materna


A lo largo de todo el embarazo tu pecho se ha ido preparando para la lactancia materna. El nivel de prolactina, la hormona que produce la leche era elevado durante la gestación pero hasta que no llega el momento del parto, los estrógenos impiden que la prolactina actúe. Hay mujeres que producen algunas gotitas de leche antes del nacimiento del bebé, pero la verdadera subida de la leche tendrá lugar cuando haya nacido el bebé.



Alrededor de las 24 o 48 horas del parto comenzarás a notar el pecho más hinchado, más pesado y muy sensible, a esto se le conoce como subida de la leche. Te preguntarás cómo alimentar a tu bebé hasta ese momento, no te preocupes, tu hijo podrá comer gracias al calostro, la primera leche del bebé. Se trata de un líquido de color amarillento que precede a la subida de la leche y que le aporta los nutrientes necesarios y favorece que el recién nacido expulse las primeras heces. 

Habrás de poner al bebé al pecho desde los primeros momentos después del parto, no sólo para que tome este primer alimento, sino para que comience a estimular, con el efecto de succión, la subida de la leche. No tengas miedo en estos momentos de que el bebé no esté comiendo lo suficiente, si le pones a menudo al pecho, el recién nacido estará bien alimentado. Darle un biberón será contraproducente para la lactancia.

Pon al bebé al pecho cuando notes tensión e hinchazón en las mamas, sobre todo en los primeros momentos.  Cuanto más pongas al bebé al pecho, mejor se realizará el comienzo de la lactancia. Escucharás muchas teorías acerca del número y ritmo de las tomas en el bebé. Actualmente, los pediatras recomiendan dar el pecho a demanda sin importar el tiempo que haya pasado entre tomas. En cualquier caso, durante los primeros días de vida, habrás de asegurarte que al menos el bebé realiza 8 tomas diarias para evitar que se deshidrate y provocar que el calostro de paso a la leche que tomará el bebé durante todo el período de lactancia.

Preocúpate de que el bebé vacíe completamente un pecho antes de ofrecerle el siguiente y así evitarás las molestias relacionadas con la mastitis. Si notas que estás produciendo mucha leche, tienes mucha tensión en las mamas y el bebé no las vacía por completo, recurre al sacaleches para que los pechos se vacíen, por lo menos hasta que regularices la lactancia materna.

Cuando hayan pasado unos días y la lactancia ya esté establecida podrás notar en cada toma una subida de la leche, se trata de un pequeño hormigueo en el pecho cuando el bebé comienza a succionar y es el indicativo de que la leche ha comenzado a fluir. En ocasiones este flujo es bastante, sobre todo al principio de la toma y provoca que el bebé se atragante. Poco a poco, él también irá ganando experiencia y sus tomas cada vez serán más cortas y eficaces. Hay bebés que en 2 minutos pueden vaciar un pecho.

Comentarios

  1. Las mejores novedades sobre alimentos para bebés: www.nutri-baby.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.