Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

El oído de un recién nacido

Es capaz de distinguir sonidos desde el útero materno. Incluso reconoce la voz de la madre y una vez nacido reacciona ante sonidos que ha oído en el vientre.


Le sobresaltan los sonidos fuertes y repentinos y le desagradan los sonidos agudos. En cambio, disfruta con los sonidos suaves, rítmicos y repetitivos. Y no hablamos sólo de música sino de sonidos continuos como por ejemplo el ruido de la aspiradora o del secador del pelo.
Lo que más llama su atención son las voces de las personas de su entorno, especialmente la su madre, que es quien le cuida. Por cuestión de supervivencia, está programado para prestarle atención.
Le produce placer oir las palabras dulces de su madre, aunque los primeros días la función de mirar y escuchar va separada y aún no gira la cabeza hacia donde proviene la voz.
Los sentidos del recién nacido le permiten empezar a establecer una relación con las personas y con el entorno que le rodea, pero desde luego, lo que más estimula los sentidos del bebé es la cercanía…

El tacto de un recién nacido

El tacto es el sentido más importante para el bebé, porque ser tocado, abrazado, acariciado y cogido es además una necesidad del recién nacido.
Lo que más disfruta es el contacto piel con piel. Al colocarle sobre el pecho su respiración se vuelve más profunda, sintiéndose relajado y reconfortado.
La piel del bebé es muy sensible. A través de ella es capaz de percibir el frío, el calor, la humedad, así como la suavidad o la rugosidad de telas u objetos.
El tacto también pone en marcha algunos reflejos del recién nacido como el reflejo de prensión plantar o el reflejo de búsqueda al acariciarle la mejilla.

La vista de un recién nacido

El bebé puede distinguir con claridad lo que ve desde que nace. La distancia de enfoque más cómoda para sus ojos es de unos 20 a 30 cm, luego sus músculos oculares se van fortaleciendo y pueden enfocar personas y objetos a mayor distancia. Lo que está más allá de esa distancia lo ve borroso, pero es capaz de percibir movimientos y cambios en la intensidad de la luz.
La distancia de enfoque no es casualidad. Es la distancia a la que se encuentra el rostro de sus padres cuando es cogido en brazos o el de su madre al ser amamantado.
Si se le colocan diferentes objetos en su distancia de enfoque dirigirá su atención hacia las figuras más complejas, pues debe aprender un mundo visual muy complejo.
De cualquier manera, los rostros humanos son lo que los recién nacidos prefieren mirar. Nacen programados para reconocer los rostros y les encanta observarlos, deteniéndose especialmente en los ojos.

Un camion de bomberos como regalo de navidad

Nuestros compañeros de Compradicción nos enseñan uno de los juguetes más guay para regalar a los peques en Navidad. Se trata de un camión de bomberos muy real que cualquier niño desearía conducir.


Tiene dos plazas para dos pequeños bomberos profesionales y soporta un peso de hasta 60 kilos. Pero lo mejor, además de que es chulísimo, es que tiene un depósito de agua y una manguera con una bomba que permite al chorro alcanzar los tres metros de altura. ¡La que pueden liar los peques con este camión!
El camión de bomberos circula hacia adelante y en reversa a tres kilómetros por hora o hasta 8 kilómetros por hora si es desbloqueado por los padres.
Como no podía faltar, tiene luces, una sirena con dos sonidos diferentes y un micrófono con altavoz. ¡No me digáis que no es genial! Eso sí, el precio no lo es tanto. Cuesta 370 euros más gastos de envío.

Los mejores juguetes para los bebes de 0 a 12 meses

Aprovechando la cercanía de la Navidad, y porque sabemos que os puede venir bien para la compra de los regalos de vuestros peques, hablaremos en Bebés y más de los juguetes recomendados para cada edad.


Como sabéis, el juego es una actividad primordial en la infancia, ya que además de entretener, los niños aprenden a través de los juguetes sobre el mundo que les rodea. Por eso, para que resulten estimulantes, los juguetes deben acompañar cada etapa de crecimiento contribuyendo al desarrollo integral del niño, tanto cognitivo como emocional.
Nos centraremos primero en los juguetes más adecuados para los más pequeñitos, los bebés de 0 a 12 meses.
Es una etapa en la que los sentidos cobran gran importancia, pues es a través de ellos que empiezan a comprender todo lo que les rodea. Los juguetes adecuados en esta etapa son, por tanto, aquellos que estimulen la percepción sensorial. Son aquellos que captan su atención a través del tacto, el oído y la vista.
Hasta el tercer o cuarto mes del bebé …