Ir al contenido principal

Algunos estiramientos que te harán sentir bien en el embarazo

En el embarazo y el parto se activa una hormona denominada elastina que es responsable de todos los estiramientos que se deben realizar en una mujer embarazada. Esto quiere decir que en la realización de los estiramientos en el embarazo hay que tener especial cuidado al estirar ya que lo hará más sencillo de lo normal.



Los estiramientos musculares se aconsejan en cualquier etapa de la vida con el fin de mantener las fibras musculares flexibles y oxigenadas, las articulaciones libres de tensión y contrarrestar los vicios posturales que hacen que nuestros músculos se acorten y creen desequilibrios que a la largan crean lesiones.

Y aunque en el embarazo se active la elastina y haya que tener un poco más de cuidado al estirar es especialmente importante realizar estiramientos ya que el cuerpo sufre un montón de desequilibrios y la musculatura sufre variaciones en su mecánica con el fin de realojar la nueva vida en el interior del cuerpo.

Como siempre antes de nada ten claro que puedes lesionarte si estiras más de la cuenta, así que aplica el de sentido común, estirar lo justo y adecuado te generará muchísimos beneficios, así que realiza estiramientos durante unos diez o quince minutos tras el ejercicio que realices diariamente (caminar, nadar, yoga…).

A continuación os vamos a exponer 7 estiramientos adecuados en el embarazo para compensar los desequilibrios que surgen, pero sin forzar el estiramiento porque los ligamentos están más laxos de lo normal y podrían sobreestimarse (consulte a su médico en caso de embarazos complicados):

  • Columna y lumbares: nos ponemos de cuatro patas y arqueamos la columna al máximo durante 15 segundos. Ahora la hundimos al máximo durante otros 15 segundos. Realizar 3 repeticiones arriba y abajo.
  • Isquiotibiales: ponte de pie y sube la pierna encima de un taburete y estírala sin doblar la rodilla, con el el pie formando un ángulo de 90º respecto al taburete. Ahora con la espalda recta se flexiona la pierna que está apoyada en el suelo. Mantén 30 segundos y repite con la otra pierna, dos veces con cada una.
  • Cervicales: ponte de pie e inclina el cuello hacia un lado, ayudándote con el brazo sobre la cabeza, mientras que bajas el brazo libre. Mantén 30 segundos y cambia de lado. Hazlo dos veces.
  • Abductores: coge un cojín debajo y colócalo debajo de los glúteos. Coloca un pie en frente del otro formando una V con las piernas flexionadas mientras que las dejamos caer a los lados durante 20 segundos, repitiendo la acción 3 veces.
  • Cuádriceps: acuéstate en una superficie blanda de forma lateral. Recoge el pie de la pierna que queda arriba con la mano del mismo lados y tira de él hasta acercarlo lo máximo al glúteo. Aguanta 20 segundos y cambia de pierna, 3 veces por pierna.
  • Ciática (piramidal): túmbate boca arriba y cruza las piernas. La pierna de abajo debe empujar a la de arriba, que np hace fuerza, hacia el pecho. Mantén la posición 30 segundos y haz lo mismo con la otra pierna. 2 veces con cada pierna.
  • Glúteo: ponte de pie y eleva una pierna recta por detrás del cuerpo unos 5 cm- Mantén la tensión y durante 5 segundos y cambia a la otra pierna. Haz tres series de 6 repeticiones con cada pierna.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.