Ir al contenido principal

Importancia del Agua en los pequeños (I Parte)

¿Por qué es tan importante que los pequeños beban suficiente agua, especialmente en verano? Porque el calor hace que aumente la temperatura corporal, la cual se regula mediante el sudor. Cuando los niños (y los adultos) sudan eliminan agua por los poros, por tanto es necesario reponer esa pérdida para evitar la deshidratación.



La deshidratación es la pérdida excesiva de líquidos del cuerpo. Los bebés y los niños pequeños son más propensos a sufrirla debido a que el porcentaje de agua de su cuerpo es mayor y su equilibrio es más débil. Aún están en maduración los centros reguladores de la sed, y tienen una mayor dificultad para afrontar la necesidad de agua.

Por tanto, es fundamental mantenerlos constantemente hidratados, incluso antes de que tengan sed, pues sentir sed es una señal de que la concentración de los líquidos corporales ya es anormal. Entre un uno y un dos por ciento del agua corporal ya se ha perdido cuando sentimos la necesidad de beber agua.

Al beber agua, la concentración de minerales en sangre vuelve a la normalidad. El agua es un componente indispensable en todos los tejidos corporales, el cuerpo humano está compuesto por un 70 por ciento de agua, entre un 85 y 95 por ciento en el caso de los bebés, por tanto debemos mantenerlos siempre a niveles de hidratación saludables.

Cuánta agua debe tomar un niño

La cantidad de agua diaria que debe beber un niño es de entre 50-60 ml por cada kilo de peso, es decir medio litro de agua para un bebé de 10 kilos, por ejemplo.

Por la rapidez con la que pierden agua los niños, la ración es proporcionalmente más elevada que la recomendada para adultos, a quienes se les aconseja beber 35 ml por kilo de peso, entre 8 y 10 vasos diarios.

Para mantener una adecuada hidratación, los expertos recomiendan dar agua, zumos o lácteos cada dos horas a los niños de entre 0 y 3 años.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.

Que hacer cuando un bebe convulsiona

La convulsión o "ataque" se desencadena en los niños por la fiebre, cuando la temperatura se eleva de forma brusca, generalmente debido a una infección respiratoria viral superior, gastrointestinal, a infecciones del oído o roséola. Las convulsiones febriles o inducidas por fiebre suelen ocurrir en niños entre los 5 meses hasta los 5 años de edad, y se estima que aproximadamente uno de cada 25 niños por lo menos presenta un episodio de convulsiones febriles.
Las convulsiones febriles son un trastorno neurológico súbito y transitorio que se manifiestan en los niños con síntomas muy parecidos a la epilepsia, en las primeras 24 horas de una enfermedad y no necesariamente cuando la fiebre está en su punto más alto. El niño puede presentar una convulsión cuando:
- empieza a tensar y contraer repentinamente los músculos en ambos lados del cuerpo: de la cara, tronco, brazos y piernas. - presenta llantos y gemidos acompañados con movimientos involuntarios desorganizados de su cuerpo. - …