Ir al contenido principal

Algunas preguntas y respuestas para la primera semana del recien nacido


¿Cómo se prepara el biberón?
Primero debes lavarte las manos antes de comenzar con la preparación. Luego debes verificar la fecha de vencimiento del envase de leche a utilizar. Es más conveniente que prepares varios biberones al mismo tiempo, de esta forma ahorrarás más tiempo para disfrutar con tu bebé. Pueden mantenerse en la heladera y utilizarse antes de las 24 horas.

Es importante tomar algunos recaudos para evitar la contaminación bacteriana de la leche que vas a preparar.

Debes utilizar agua hervida o agua mineral para la preparación. Las leches en polvo vienen con una cucharita dosificadora, una vez utilizada, debes volver a colocarla en el envase de la leche.
La mayoría de las veces se utiliza una medida cada 30 c.c. de agua (1 oz.). Para preparar 150 c.c. (5 oz.) debes colocar cinco medidas de leche en polvo. Igualmente te aconsejamos leer las indicaciones del envase de la leche para estar segura. Puedes agregar una cucharadita de azúcar a la mamadera, que ayuda a aumentar las calorías y evita la constipación.

¿Cuál es la cantidad de leche que el bebé debe tomar?
La cantidad de leche que tu bebé debe tomar diariamente te lo dirá el pediatra, pero en líneas generales se dice que debe tomar 150 c.c. (5 oz.) diarios por kilo de peso. Si pesa 6 kilos debe tomar 900 c.c. (30 oz.) repartidos durante las 24 horas. El parámetro que mejor servirá para saber si el bebé se alimenta correctamente será el aumento adecuado de peso.

¿Cuál es la temperatura ideal de la leche?
La temperatura ideal de la leche es de 37 grados centígrados. La forma mas fácil de constatar la temperatura es echar unas gotas de leche sobre el dorso de la muñeca. Tienes que notar que está a la temperatura de tu cuerpo, si está caliente la puedes enfriar colocándola debajo de una canilla de agua fría durante unos pocos segundos.

¿Cómo le debo dar el biberón al bebé?
Busca un lugar cómodo para alimentar al bebé, con todas las cosas necesarias a mano (babero, servilletas, tetinas estériles de repuesto, etc...). Siéntate con la espalda erguida, en una posición cómoda y relajada y coloca a tu bebé en tu regazo, brindándole un buen soporte a su cuerpito y a su cabeza. Recuerda que todo el proceso puede durar más de media hora.

Mientras el bebé succiona, mantén el biberón inclinado, de manera que la leche cubra toda la superficie de la tetina para evitar que trague aire. Si la tetina no posee válvula para la entrada de aire, interrumpe la toma luego de algunos minutos para permitir que el aire penetre en el biberón, si no lo haces, se formará vacío y el bebé tendrá dificultad para succionar.

Después de finalizada la toma mantén al bebé en una postura que favorezca el eructo (eliminación de aire) durante algunos minutos.

No insistas si el bebé no tiene más hambre, si succiona sin ganas tragará mucho aire lo que le provocará molestias intestinales.

¿Puedo guardar la leche que sobra?
Nunca guardes la leche sobrante para la próxima toma, puede contaminarse con bacterias que provocarán complicaciones en la salud de tu bebé.

¿Cómo se limpia el biberón?
Lava el biberón y la tetina lo antes posible, la limpieza será más efectiva y fácil antes que la leche se seque.

Coloca los utensilios en un recipiente con agua caliente y detergente. Cepilla el interior de los biberones con un cepillo, poniendo especial atención en la zona de la rosca y el cuello. Para las tetinas puedes utilizar un cepillo pequeño. Enjuaga todo con abundante agua y luego procede a la esterilización.

¿Cómo se esteriliza el biberón?
Lo más fácil y que además está al alcance de todos es la esterilización mediante el calor. En una olla llena de agua coloca los biberones, tetinas, tapas etc... y mantenlos en ebullición por lo menos durante 20 minutos.

Existen esterilizadores eléctricos especiales para mamaderas que son cómodos y de fácil manejo. También pueden esterilizarse en microondas con equipos especiales que esterilizan mediante el vapor que se forma dentro del recipiente. En estos casos debes seguir con cuidado las indicaciones del fabricante.

También existe la esterilización en frío, que es muy práctica y segura. Se utilizan pastillas o líquidos que se venden en las farmacias. Se llena un recipiente con agua fría, se agrega el producto de acuerdo a las indicaciones del fabricante, se colocan todos los utensilios, se tapa y se deja el tiempo indicado, después se escurre y enjuaga con agua hervida.

Con cualquiera de éstos métodos de esterilización, los biberones pueden guardarse por 48 horas en la heladera antes de ser utilizados nuevamente.

¿Hasta qué edad debo esterilizar los biberones?
Es fundamental que esterilices los biberones hasta los 4 meses de edad y se aconseja hasta los 6 meses. Recuerda que el bebé durante los primeros 6 meses de vida todavía no dispone de las defensas necesarias para combatir gérmenes muy comunes, que son inofensivos para los adultos pero que en los niños pequeños pueden provocar infecciones graves.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.