Ir al contenido principal

El castigo en los niños


Hoy retomamos una campaña que lleva unos años en marcha pero que sigue resultando necesaria, no sólo en España sino en todo el mundo, “Corregir no es pegar”.
Se trata de una iniciativa de la organización Save the Children y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales cuyo objetivo es sensibilizar y formar sobre la necesidad de erradicar el castigo físico a los niños y promocionar las alternativas de disciplina existentes.
La campaña informativa se dirige a madres y padres, profesionales de los ámbitos sanitario, educativo y social, medios de comunicación e instituciones con competencias en materia de infancia y familia, esto es, a toda la sociedad, pues de todos depende que el maltrato desaparezca y sea perseguido.
Aquí os ofrecemos algunos datos sobre el castigo físico en el mundo que ponen de manifiesto la necesidad de un cambio de mentalidad en muchos países y de la actuación legal en los sitios en los que pegar a un niño aún no es considerado un delito.
  • El 25.6% de los adultos cree que necesitan darle un bofetón a sus hijos para imponerle disciplina (CEIS Andalucía 2004).
  • El 56,9% de los adultos cree que, en general, a veces es necesario pegar a un niño para educarlo.
  • La aceptación del castigo físico disminuye conforme baja la edad de los padres y madres y aumenta su nivel educativo.
  • Sólo tres países de Latinoamérica prohíben el castigo físico infantil: Uruguay, Venezuela y Costa Rica.
  • Al año, sólo en el continente americano, se contabilizan 80.000 muertes de niños por causa de la violencia física.
  • Según una encuesta a niños y niñas realizada por Save the Children (2005), el 46% de los niños y niñas piensan que no hace falta pegar nunca a un niño para imponerle disciplina, el 41% alguna vez, y el 4% muchas veces.
  • Los niños dicen que el castigo físico les produce dolor, tristeza, enfado, miedo, culpa y soledad (Save the Children 2005).
  • Consultas realizadas con niños y niñas de todas las regiones del mundo identifican el castigo físico como la forma de violencia más común que viven y reclaman a los gobiernos y sociedad una respuesta social y legal contundente.
  • Según un informe del programa “Construir una Europa por y para los niños”, en España, la mitad de los padres pegan a sus hijos (eso, que sepamos, pues está claro que no todo el mundo va a admitirlo en una encuesta).
  • En la República Checa y en Francia un 80% de los padres dice recurrir al castigo corporal con sus hijos; en el otro extremo se sitúa Suecia, con un 5% (“Construir una Europa por y para los niños”).
  • En países como Canadá, Estados Unidos, Australia y Reino Unido el 16% de los niños son maltratados físicamente y el 10% son descuidados o sufren abusos psicológicos (informe especial sobre el maltrato en la revista médica “The Lancet”).
Pegar a un niño conlleva graves consecuencias, tanto emocionales como físicas, y no se puede consentir. Pegar no es una buena manera de educar, es un recurso que nos anula como padres y como personas.
Ya lo señaló en su momento la Convención de Derechos del Niño de Naciones Unidas: el castigo físico a los niños no es aceptable, aunque veamos que, por activa o por pasiva, se sigue “aceptando” en muchos lugares. Lo cual nos lleva al dato que más horroriza: miles de niños en el mundo sufren castigos físicos y mueren por ello.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.