Ir al contenido principal

Consejos para después del parto


Después del parto, con el bebé en casa, empieza una nueva etapa. Es un momento de felicidad, pero a la vez es normal que la madre se sienta agotada y desbordada ante tantas responsabilidades y emociones.
El postparto inmediato puede ser algo desconcertante y sobre todo, son días muy cansados para la reciente mamá. Tanto las hormonas como los sentimientos están en plena efervescencia, el bebé deja poco tiempo para dormir y encima “hay que cumplir” con las tareas de la casa, la plancha, la colada, la comida, etc.
Es un período en el que la madre debe centrarse en el bebé y disfrutar ambos de ese enamoramiento inicial. Hay que tener en cuenta que una fatiga excesiva puede desencadenar una depresión postparto. Para evitarlo, vamos a hablar de algunos consejos para superar el cansancio de los primeros días después del parto.

Ayuda de los demás

El apoyo de la pareja y de los familiares es un pilar fundamental para la madre en estos momentos. Tener en quien delegar algunas de las tareas domésticas permitirá a la madre dedicarse exclusivamente al cuidado del bebé. Es una ayuda invalorable, especialmente si hay más hijos a quienes atender.
Si no cuentas con ayuda extra, lo importante es que te centres en tu bebé. El pequeño necesita toda tu atención y dedicación. Disfruta de tu bebé, no te agobies por las tareas domésticas. Los primeros días son muy importantes para la creación del vínculo entre la madre y su hijo. Antes esto, cualquier plancha puede esperar. Tú céntrate en lo verdaderamente importante, tu bebé.

Duerme mientras puedas

Las horas de sueño no alcanzan. Son muy pocos los bebés recién nacidos que duermen de un tirón o se despiertan una sola vez por las noches. Lo normal es que los despertares sean continuos.
El cansancio hace mella en el organismo de la madre, tiene menos energía y eso repercute en el cuidado del bebé.
La recomendación es “duerme mientras puedas”. Es decir, intenta dormir o al menos descansar cuando el bebé duerma. Dormir, aunque sea unos minutos, te sentará fenomenal.
Si además colechas con el bebé o duerme al lado tuyo podrás darle el pecho por la noche sin necesidad de levantarte. Así, ni él ni tú se desvelaran tanto. Con el tiempo, lo digo por experiencia, seguirás durmiendo mientras el bebé toma el pecho por la noche.

Un tiempo para ti

Además de dormir, hay otras rutinas que reconfortan el alma. Busca algo que te guste hacer: leer, ver una película, escuchar música, bailar, darte un baño relajante, practicar relajación, yoga… lo que sea.
Te servirá para cambiar el chip y recargar las pilas. Es una forma de descansar haciendo algo que te gusta. Tomarte un tiempo para ti te ayudará a renovarte para dedicarte al bebé con más energía.

Una buena alimentación

La alimentación es muy importante durante el embarazo, pero también lo es durante la lactancia y el postparto.
El organismo de la madre necesita la energía que le proporcionan los alimentos, por eso la dieta debe ser variada rica en frutas y verduras con un buen aporte de vitaminas y minerales.
Es importante hacer cinco comidas al día, haciendo énfasis en un completo desayuno que contribuya a eliminar el cansancio y comenzar el día repleta de vitalidad.
Lleva una dieta rica en fibras (verduras, frutas, cereales integrales), reduce el consumo de grasas saturadas, come pescado, carnes magras y lácteos semidesnatados. Controla los azúcares, chocolates, refrescos y demás alimentos altos en calorías. Cocina los alimentos al vapor o a la plancha.
Por su parte, evita el café, los alimentos picantes y las bebidas de cola.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.