Ir al contenido principal

Cuidado con los productos Quimicos

Exponerse a determinados productos químicos durante el embarazo puede ser perjudicial para la salud de la madre y del feto. Sin embargo, es muy habitual que se produzca dicho contacto. Un nuevo estudio asegura que la mayoría de mujeres embarazadas de Estados Unidos están expuestas a productos químicos.

Sin duda los datos se podrían extrapolar en mayor o menor medida a otros países desarrollados que siguen un estilo de vida similar al estadounidense. Preocupa conocer que algunos de esos productos estén presentes en muchos utensilios de la vida diaria, pero también que otros que están prohibidos desde hace varias décadas sigan apareciendo.

Es la primera vez que se contabilizan las sustancias químicas a las que están expuestas las mujeres durante el embarazo, teniendo en cuenta el riesgo que puede conllevar para la salud del feto. Y los resultados señalan que el 99% de las embarazadas están expuestas a productos químicos, algunos de los cuales podrían ser perjudiciales.

La investigación, realizada en la Universidad de California (San Francisco, Estados Unidos), ha aparecido en el último número de la revista ‘Environmental Health Perspectives’. Se analizaron un total de 268 mujeres participantes en una encuesta nacional de salud (2003-4), detectando hasta 163 sustancias químicas diferentes en el 99% de ellas.

Entre estas sustancias, se detectaron bifenilos policlorados (PCB), pesticidas organoclorados, compuestos perfluorados (PFC), fenoles, ftalatos, hicrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) o polibromodifenilos éteres (PBDE) (como un plaguicida organoclorado que está prohibido en Estados Unidos desde 1972).

Además, en el estudio también se analizó la presencia de bisfenol-A, que aparece en muchos plásticos y cuya exposición prenatal en determinadas cantidades ha demostrado afectar al desarrollo del cerebro y aumentar el riesgo de cáncer de adulto.

No todas las sustancias se hallaron en cantidades peligrosas como para afectar al embarazo, pero sí algunas de ellas. Además, según apuntan sus autores,
la exposición a múltiples sustancias químicas puede conllevar un riesgo para la salud mayor que el que ocasione un solo producto químico.

Según recuerdan en sus conclusiones, los productos químicos pueden atravesar la placenta y entrar en el feto. Hay estudios que han sido capaces de detectar estas sustancias en la orina y la sangre materna, así como en el líquido amniótico o en la sangre del cordón umbilical.

Ya hemos hablado en el blog de cómo determinados compuestos químicos han sido relacionados con partos prematuros, y existen otros riesgos relacionados con la exposición a algunos productos perjudiciales.

Por ello, los investigadores concluyen que es necesaria una investigación adicional para identificar los principales fuentes de exposición a productos químicos y cómo influyen en la salud.

Si debemos llevar cuidado con determinados productos químicos en cualquier etapa de nuestra vida, a cualquier edad, especialmente importante es que se determine y se siga investigando sobre el peligro de los productos químicos en una etapa tan importante como la del embarazo.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.