Ir al contenido principal

Los médicos y la lactancia materna

Hace unos días os planteaba el tema de los médicos comprometidos con la lactancia maternatras haber leído una encuesta que, en una revista médica, se hacía esa pregunta.
Las experiencias de cada uno de nosotros nos harán valorar mejor o peor la formación y la disposición de los médicos hacia la lactancia materna, pero, la verdad, yo sigo creyendo que, pese a los notables avances que España está teniendo en este sentido, queda todavía mucho por avanzar. A pesar de ello, aunque quizá por mi implicación en asociaciones y espacios de fomento de la lactancia, yo he conocido a muchos de ellos. Sin embargo, debo decir que cuando nació mi hijo conseguí darle el pecho a pesar, casi en contra, de los médicos y enfermeras, no gracias a ellos.
Para para la mayoría de las familias, me temo, estos médicos comprometidos con la lactancia materna son un bien escaso y complicado de encontrar.
Le he pedido al doctor Marcus Renato, pediatra y consultor certificado en lactancia y método canguro, quien sostiene la magnífica página Aleitamento, que me permitiera compartir con los lectores una interesante lista que, realizada originariamente por la doctora Vera May en 1993 y actualizada por él, permite que los propios profesionales de la medicina se hagan esta pregunta de manera autocrítica.
Estas son las cosas que, según estos profesionales, debería cumplir un médico que verdaderamente apoyara la lactancia materna de manera comprometida. Decidme que os parecen.
  1. Me comprometo en acciones de promoción, protección y apoyo de la lactancia materna.
  2. Recientemente me he formado, he estudiado y me he capacitado en prácticas, técnicas e investigación sobre lactancia materna. Continuo estudiando y actualizándome a través de libros, artículos y páginas sobre lactancia.
  3. Informo y ayudo a las madres para que el recién nacido sea puesto al pecho lo antes posible en la misma sala de partos.
  4. Recomiendo el Método de la Amenorrea Lactacional a las mujeres que amamantan durante los primeros seis meses después del parto y luego los anticonceptivos más compatibles con la lactancia.
  5. Muestro a las madres como deben amamantar y, si es necesario, como mantener la lactancia si deben separarse de los bebés.
  6. Aconsejo a las madres la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y su continuación, combinada con otros alimentos, hasta los dos años o más.
  7. Recomiendo especialmente el alojamiento conjunto a las madres informando de sus beneficios y desaconsejándoles las maternidades que tienen nidos para los recién nacidos sanos. Converso, además, sobre este tema con mis colegas obstetras, enfermeros, nutricionistas, psicólogos, asistentes sociales…
  8. Estimulo a las madres para que amamanten a libre demanda.
  9. No indico el uso de biberones, chupetes, tetinas, pezoneras u otros objetos de succión artificial a mis pacientes y no recibo regalos de los servicios de industrias de alimentación infantil o de artefactos de alimentación artificial.
  10. Sugiero a mis pacientes que entren en contacto con grupos de apoyo a la lactancia.
Le agradezco al doctor Marcus Renato el permitirnos reproducir esta hermosa lista, esperando que cada vez más médicos tengan este compromiso.Terminada la traducción de su lista de cosas que debería hacer un médico comprometido con la lactancia me pregunto ¿cuantos de estos conocéis vosotros?

Comentarios

Popular Post

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Natacion en los bebes, como practicarla

No hay nada más gratificante que practicar en familia actividades tan refrescantes como lanatación y los juegos acuáticos. Apetecibles, saludables, divertidos y sin límite de edad. ¿Y los bebés? Recordemos que la flotación es el primer ejercicio del feto en el útero de la madre rodeado de líquido amniótico. Aprovechar esta familiaridad con el agua reporta grandes beneficios en el desarrollo del niño. La natación es una actividad muy saludable para el organismo, que estimula a las personas tanto física como intelectualmente. Además, nadar es un ejercicio muy completo y terapéutico. Y una razón más para practicarlo: fortalece el sistema inmunológico. Cualquier elección es acertada, mar o piscina, siempre que se extremen las medidas de precaución y seguridad. Atención: no confiarse aunque los niños sepan nadar. ¡Feliz chapuzón!