Ir al contenido principal

Cuidado con el fuego y los niños


El hogar se convierte en muchos casos en el lugar donde los niños pasan más horas al día, por ellolos accidentes domésticos infantiles son muy frecuentes. Si a ello unimos la curiosidad de los más pequeños que no temen a nada y sólo buscan explorar, nos damos cuenta de que muchos objetos y lugares de la vivienda pueden resultar peligrosos.
El 95% de los accidentes infantiles que se producen cada año pueden ser evitados tomando algunas precauciones básicas, que deben formar parte de los hábitos cotidianos de cualquier adulto que conviva con niños. Es necesario tomar ciertas precauciones con los aparatos y fuentes de calorque tenemos en casa.
  • En la cocina, uno de los lugares más peligrosos para los niños, hemos de estar atentos y procurar no dejar nunca a los niños solos. Los mangos de las cacerolas y sartenes han de estar siempre hacia dentro, para evitar posibles derrames accidentales. Tampoco se han de dejar platos o cubiertos en los bordes de mesas o encimeras, por el riesgo a que se los tiren encima. Si tenemos que transportar líquidos que estén muy calientes, mejor hacerlo cuando no estén los niños delante.
  • En el baño. Cuando se utiliza agua caliente y se vuelve a abrir el grifo, parte del agua queda retenida en el mismo. Muchas quemaduras leves se producen por este motivo, sobre todo entre los niños, ya que tienen una piel especialmente sensible. Para evitarlo hay que dejar correr el agua fría después de utilizar el agua caliente, hasta que la temperatura se estabilice. A la hora del baño también hay que comprobar la temperatura del agua con un termómetro o con el codo para determinar que es adecuada para la piel del niño. Además, recordamos otrosconsejos de seguridad en el baño.

Las fuentes de calor en toda la casa

  • A los niños les atrae el fuego, por lo que no se debe dejar a su alcance cerillas ni mecheros. Si han visto cómo se utilizan, aprenderán fácilmente a encenderlos.
  • Si tenemos instalados radiadores, se pueden cubrir con algún mueble diseñado para cubrir los calefactores, lo cual impedirá que los niños se quemen al intentar manipular el radiador. Si lo que tienes es una estufa o similar, ésta ha de estar protegida para que no logren acceder a ella, ni consigan introducir objetos que puedan arder. Es conveniente que la temperatura de la habitación sea moderada.
  • Los aerosoles, aun cuando ya están vacíos, son inflamables, por lo que es peligroso dejarlos al alcance de los pequeños, especialmente cerca de la cocina o fuentes de calor.
  • En caso de quemaduras. Si pese a todas las precauciones un niño se ha quemado, actuaremos aplicando los primeros auxilios según el tipo de quemadura. Podemos aplicar agua templada del grifo (a unos 22 grados, no helada). Esto evitará el dolor y la progresión de la quemadura a zonas de piel más profundas. Si la quemadura es grave, no hay que utilizar vendajes compresivos, cremas ni pomadas. Lo mejor es acudir lo antes posible a un centro médico para que tomen las medidas oportunas.
Como vemos, en el hogar hay muchas fuentes de calor que pueden suponer un riesgo para los niños, por ello todas las precauciones son necesarias. Se trata de adaptar nuestro domicilio a los pequeños de la casa, convirtiéndolo en un lugar lo más seguro posible.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.