Ir al contenido principal

Como hablarle de sexo a nuestros hijos


A nuestros hijos, sin darnos cuenta, ya les hemos dado mucha información acerca del sexo, aunque no nos hayamos detenido a hablar con ellos sobre el tema. Por eso, más que “hablar de sexo” al principio lo que hacemos es ofrecer a los niños información sobre sexo, que deriva de nuestra actitud.
Desde que nacen les hablamos identificando su género, haciéndole saber se qué sexo es (“Qué niño/a más guapo/a…). Aún no pueden entenderlo, pero los adultos comenzamos una forma de denominación e identificación de manera natural.
Al mismo tiempo, les mostramos nuestro afecto, nuestro amor, sentimiento que posibemente querremos que vayan unidos al sexo en sus vidas. Los besamos, los abrazamos, les hacemos todos los mimos que deseamos para mostrar nuestro amor por ellos. Es un modo más de aprender a relacionarse con los demás demostrando sus propios afectos.
on actos inconscientes, “rutinarios”, que al bebé lo tranquilizan y les muestra el significado de respeto y aprecio. Y, al mismo tiempo, les ayudan a consolidar su autoestima, a sentirse seguros, cuidados y amados, una cuestión básica en su desarrollo que hará que en el futuro tenga una buena base para cualquier relación con los demás.
También desde que son bebés les ayudamos a ir queriendo a los demás, primero a otros miembros de la familia, después se va ampliando el círculo a un entorno más amplio.

Hay otra clase de información sobre sexo que reciben los niños pequeños, y es la actitud de los padres como pareja frente a ellos. Si los hijos no ven las demostraciones de amor entre los padres, no aprenden que es la manera de relacionarse con la persona que compartes afectos.
Evidentemente, a los niños pequeños no se les va a proporcionar ninguna clase teórica acerca de sexo, y lo más cerca que estén de ver actitudes sexuales “plenas” o íntimas es si pillan a los padres in fraganti o ante alguna escena en televisión. Entonces, especialmente en el primer caso, nuestros hijos también aprenderán de nuestra actitud.
Si aceptamos el hecho de haber sido interrumpidos con naturalidad, es más sencillo que en el futuro el niño, en el caso de recordar la situcaión y relacionarla con el sexo, seguirá viéndolo como algo natural y no como algo traumático (pongamos por caso, si le gritamos, lo castigamos…).
La solución tampoco es callarse. Si no les hablamos sobre lo que acaba de presenciar, tampoco lo entenderá en el futuro. Repito que no se trata de dar ninguna clase teórica, pero nada más sencillo (y cierto) que decirle a nuestros hijos que los papás se demuestran lo que se quieren besándose, abrazándose y jugando en la cama.
Como vemos, la información sobre sexo que reciben los niños pequeños es muy variada y no se limita a las palabras sino que más son nuestras actitudes hacia ellos y con nuestra pareja los que les van a aportar muchos datos, también referidos a los afectos como cariño y amor.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.