Ir al contenido principal

Que hacer cuando hay problemas para amamantar

Las dificultades comienzan cuando las futuras madres reciben el rechazo a la idea de amamantar mucho antes del nacimiento del bebé.

El rechazo por parte de los seres queridos, las amistades o personas conocidas se da a través de comentarios insensibles, prejuicios y presión negativa ante esta noble causa.

Por ejemplo, “¿Vas a dar pecho?...Yo no di pecho, ya que no tenía nada”. “Mi hijo era muy comelón y no se llenaba con mi leche...apenas le di la leche de fórmula se durmió”.

Estos comentarios llevan un mensaje que no alienta a esa futura madre.

Si la madre defiende su decisión de “dar pecho”, a pesar de la falta de apoyo, tendrá que llenarse de fortaleza para mantenerse firme en el “campo de batalla”.

La realidad es que vivimos en una sociedad que le falta mucho por cambiar. Sin embargo, si tomamos la iniciativa porque creemos firmemente en las maravillas que ofrece la leche materna, entonces habremos hecho una gran diferencia.

Este es el momento primordial de aprender el arte de amamantar por medio de literatura y grupos de apoyo como lo es la Liga de la Leche.

El bebé nace y por lo general “la batalla” más grande se da en el hospital.

Si hablamos con el ginecólogo y/o pediatra y le informamos de antemano que el bebé será alimentado exclusivamente con leche materna, los doctores colocarán la orden en el expediente.

De esa manera se cumplirá su deseo y su bebé no recibirá una mamadera con fórmula mientras está en la sala de recién nacidos.

Cuando llegan las visitas, “todo el mundo” tiene algo que decir, de qué hacer y cómo hacer las cosas, sobre todo de cómo “dar pecho”.

Tendremos que evaluar lo que queremos hacer. ¿Deseo dar pecho frente a todos? o simplemente pido excusas para que se retiren las visitas ya que “la bulla y el alboroto” me afectan.

El bebé recién nacido también nos hará saber si el exceso de estímulos le está afectando, ya que se mostrará inquieto.

Si ha llevado música clásica al hospital, esto le ayudará a relajarse y usted podrá amamantar a gusto.

Pida a la enfermera que usted desea que el bebé duerma en su habitación para poder estimular la producción de leche materna, ya que va a estar disponible las 24 horas para su bebé. 


La ecuación de producción es muy clara: entre más demanda hay, más producto (leche) se obtendrá. 

El mensaje llegará a su cerebro y al percibir más demanda, a través de la succión de su bebé, se producirá más leche. 

El cuidado de los pezones es importante. Desde el tercer trimestre, muchas veces los pezones empiezan a segregar el calostro (la primera leche que tiene un contenido especialmente alto en anticuerpos) y estos son cambios que naturalmente el cuerpo presenta como preparación para la producción de leche. 


¿Sabía usted que cada gota de calostro equivale a dos onzas de leche?

Cuando las mamás empiezan a “ordeñarse” en esos primeros días por lo general se desaniman con las gotitas que llegan a obtener. 

Aunque usted no lo vea, el calostro es valiosísimo (ya que no es la cantidad sino la calidad). 

Tenemos senos y pezones variados. El tamaño del seno no influye en la capacidad de producir leche. 

Para cuidar los pezones es importante no usar jabón en el área de los pezones para no eliminar los aceites naturales que produce el cuerpo.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.