Ir al contenido principal

Concecuencias de ser Hijo Unico


Hace escasos días Lola nos comentaba en una entrada que tener hermanos es un aspecto muy positivo para los niños, ya que pueden llegar a ser muy útiles para compartir con ellos alegrías y penas.
Sin embargo, esto no quiere decir que los hijos únicos vayan a ser necesariamente desgraciados (seguro que muchos hijos únicos que lean esta entrada lo podrán corroborar) y, de hecho, ha aparecido recientemente un nuevo estudio que seguramente tranquilizará bastante a aquellas madres que sólo tienen un hijo y no tienen intención de tener más.
Dicho estudio, realizado en la Universidad Estatal de Ohio, en EEUU, viene a decir que los niños que crecen sin hermanos no son menos capaces de desarrollar buenas habilidades sociales que los que sí tienen.
El estudio, en el que se han analizado más de 13.000 estudiantes de primaria y secundaria, viene motivado por el interés creciente de saber cómo afecta a los niños el hecho de crecer sin hermanos, ahora que el tamaño de las familias es más reducido que hace años.
Para llevar a cabo el análisis, los autores recopilaron entrevistas realizadas entre 1994 y 1995 en las que se llevaban a cabo preguntas acerca de la popularidad de los estudiantes. A los niños se les pedía que mencionaran hasta cinco amigos de cada sexo y luego se contabilizaban los “votos” para ver qué niños eran más populares y qué niños lo eran menos.
Al analizar los resultados, se observó que los votos no estaban influenciados por la presencia de hermanos, es decir, no eran menos populares los hijos únicos que los que sí tenían hermanos, de lo que se deduce que los hijos únicos tienen las mismas habilidades sociales que los que crecen relacionándose con sus hermanos.
“En todas las combinaciones que evaluamos, los hermanos no tuvieron impacto sobre qué tan popular era un estudiante entre sus pares”, comentó una de las autoras del estudio.
En la discusión de los resultados, los investigadores comentaron que los hijos únicos, pese a no tener hermanos, son capaces de aprender a relacionarse y a socializar con otros niños en la escuela, en las actividades extraescolares y en muchos otros ámbitos en los que sus vivencias confluyen con las de otros niños.
Lo cierto es que, a priori, el estudio tiene bastante sentido. Si me parara a hacer un ejercicio de reflexión tratando de adivinar qué compañero de trabajo tiene hermanos y cuál no, seguro que fallaría en varias ocasiones (o quizás no tanto, si tenemos en cuenta que la probabilidad de tener hermanos es alta). Lo que quiero decir es que es prácticamente imposible decir, por el carácter de una persona y por sus habilidades sociales, si tiene hermanos o no.
Por suerte los humanos somos series sociales y, normalmente, cuando uno no tiene un hermano con quién jugar, se busca la vida para poder hacerlo con otros niños (ya sean vecinos, compañeros de clase, primos, etc.). Incluso los padres, sensibles a estas cuestiones, suelen tratar de buscar actividades en las que su hijo pueda relacionarse con otros niños. Así que, en definitiva, no creo que tener sólo un hijo sea un problema para él, aunque personalmente, me encanta ver cómo mis dos hijos comparten juegos, sonrisas e incluso enfados y llantos.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.