Ir al contenido principal

Seguridad de los niños en la piscina



En verano, la piscina se convierte en uno de los mejores entretenimientos para los más pequeños. Es una actividad muy beneficiosa para los niños, tanto para su desarrollo motriz, como físico y también emocional.
Pero no debemos olvidar que donde haya agua y niños hay que extremar las precauciones, por eso enumeraremos algunos consejos de seguridad infantil en la piscina.
Para que la experiencia sea positiva y a la vez segura para ellos hay ciertas medidas que los padres debemos tener siempre en cuenta para prevenir accidentes como caídas o (Dios no lo quiera) ahogamientos.
  • No quitarles ojo: es el consejo más trillado, pero es necesario repetirlo una y mil veces. Los accidentes suceden en apenas un segundo de distracción. Los niños son muy rápidos e intrépidos por lo que dentro de la piscina deben estar vigilados en todo momento tanto si van con flotadores o ya sepan nadar sin ellos.
  • La piscina debe estar rodeada por una verja de al menos 1,30 de altura y con barras que no deben estar separadas entre sí por más de 11 centímetros. La puerta de acceso a la psicina debe tener un pestillo o traba que los niños no puedan abrir por sí solos.
  • Para piscinas particulares existen dispositivos de seguridad homologados como por ejemplo las alarmas para piscina. En caso de una caída, una parte fija instalada en el borde o en el interior de la piscina emite por radio una señal sonora a la base.
  • Ni bien entrar a la piscina colocarle los manguitos, el flotador o el sistema de seguridad que utilicemos. Así, si por accidente se cae al agua estaremos seguros de que no se hundirá. Es importante comprar con cabeza este tipo de accesorios y juguetes hinchables ya que los que no están avalados por los controles de seguridad de la Comunidad Europea pueden ser defectuosos.
  • No permitir que correteen o se empujen alrededor de la piscina; podrían resbalarse o caer dentro del agua.
  • Extremar la precaución en toboganes y no permitirles que jueguen con los drenajes, rejillas o accesorios de limpieza de la piscina.
  • Explicarle al niño el comportamiento que debe tener dentro del agua (no tirarse desde el bordillo encima de otros, no intentar sujetarse de otro niño que está en el agua, no tirarse cerca de los escalones, etc.)
  • No tirar juguetes a la piscina. La tentación de ir a recoger un juguete que está flotando o hundido puede provocar un accidente, por eso hay que asegurarse de mantener todos los juguetes fuera del agua.
  • Si el niño aún es pequeño es conveniente restringirle un área de la piscina, en la zona menos profunda y cerca de los bordillos. Así correrá menos riesgo y será más fácil de controlarlo para el adulto.
  • En las piscinas públicas es recomendables ubicar al socorrista para acudir a él/ella ante cualquier emergencia.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.