Ir al contenido principal

Todo sobre el parto

¿Todo tiene su momento y su lugar. Después de nueve meses, los cambios hormonales de la madre, el “envejecimiento” de la placenta y la estimulación de los músculos del útero que antes estaban en “reposo” van orquestando conjuntamente la llegada del “actor principal”. Probablemente sea el bebé quien inicie esta tarea y nos dé la señal que ya es hora de salir.

Su médico deberá ser informado una vez que aparezcan las contracciones cada cinco minutos y se rompa la bolsa amniótica, que es evidencia del inicio de la labor de parto.

Una vez en el hospital, el equipo médico se encargará de evaluar la etapa en la cual se encuentra la madre. Hay cuatro etapas de la labor de parto: Prodrómico, dilatación, expulsión y alumbramiento. Otras literaturas dividen el parto en dilatación y labor, expulsión o empuje y finalmente el nacimiento y la extracción de la placenta.

Al inicio de la dilatación se recomienda que la madre busque maneras de mantener la mente ocupada haciendo caminatas, tomando un baño con el cuidado de no caerse, haciendo los ejercicios de respiración y relajación.

En todo este proceso es sumamente importante la presencia de la pareja. El padre se convierte en el puente de enlace entre la madre y el equipo médico siendo la comunicación el medio imprescindible para transmitir los mensajes verbales y no verbales.

La meta final es que el bebé nazca y dependerá de los mensajes transmitidos mediante las emociones verbales, expresiones faciales, posición y distancia que la madre esté sintiendo en ese momento.

Si la pareja se entrenó previamente en la práctica de respirar, empujar, relajarse, cambiar de posición, se recomienda también buscar un mecanismo de “codificación” para que la comunicación no verbal del dolor sea transmitida. Por ejemplo, con los dedos de la mano se puede determinar el grado de dolor del 1 al 5, siendo el 1 (mostrando el dedo índice) si se tiene poco dolor y 5 (mostrando todos los dedos de la mano) si tiene mucho dolor, en caso de que la comunicación verbal no se pueda dar por las náuseas y los malestares de las contracciones.

El padre podrá tener un registro escrito de las contracciones, tratando de mantener un ambiente relajante para la madre (música suave, mantener un vaso con hielo para poder calmar la sed, masajes en la espalda, recordarle que tiene que ir al baño al menos cada hora para vaciar la vejiga).

Los esposos no deben decirle a la futura madre que “sabe como se siente”, porque en realidad no lo sabe. Lo que sí le puede dar es amor y todo el apoyo que ella necesite.

La opción de tener la “epidural” (anestesia parcial) deberá ser discutida con el médico durante las visitas prenatales.

Cada mujer es diferente y las horas de labor de parto variarán con cada caso particular. Sin embargo una vez completada la dilatación del cuello del útero, llegará el momento en que la madre sentirá un deseo muy grande de pujar. Hay que llenarse de valor y de energía en esta segunda etapa de parto. Junto a la madre, el personal del hospital y el padre ayudan con la coordinación de la respiración y “pujo” que se debe de dar hasta que la cabeza del niño aparezca en el canal pélvico. El bebé da un giro interno, se extiende y la cabeza se levanta saliendo al exterior. El resto del cuerpo usualmente sale de una manera rápida y suave.

Todavía madre e hijo están unidos por el cordón umbilical y llega la oportunidad sublime del padre de cortar el mismo.

El “actor principal” ha nacido llenando la sala de llanto y emoción por el milagro del nacimiento. Cuando la madre ve al bebé se olvida de todo el trabajo y sufrimiento que pasó, y se enfoca en lo maravilloso que es ver a ese nuevo ser entre sus brazos.

Las cámaras se enfocan en el recién llegado, sin embargo, no hay que olvidar a la madre. Ella ha trabajado arduamente, y aunque sienta un alivio temporal, pueda que ella tenga fatiga, mucha sed y frío.

El padre puede ayudar dándole apoyo y amor, ya que el médico puede que esté terminando el trabajo de reparar la episiotomía (corte de la vulva para facilitar el parto) o terminando de extraer la placenta. La repentina hemorragia que se da por su desprendimiento es controlada por la contracción de las paredes del útero cerrando los vasos sanguíneos.

La madre debe estar muy orgullosa por su labor. ¡Misión cumplida!

Preciados lectores: invito a las madres y padres a compartir anécdotas de lo que “les funcionó” cuando estaban en la labor de parto. Escriban lo que hizo la diferencia para soportar esas horas de angustia. Gracias.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.