Ir al contenido principal

Estar listos para el parto

¿Recuerdan cómo Pedro Picapiedra salía apresurado al hospital dejando atrás a Vilma cuando ella le decía que había llegado la hora de dar a luz a su hija?

Luego regresaban a casa desilusionados, ya que todo era una “falsa” alarma.
Lo gracioso es cómo practicaban para estar listos (maleta, ropa, instrucciones) y cuando “rompiera fuentes” todo fuera un éxito.
La realidad es que los nervios tomaban control y no permitían que Pedro se enfocara y pensara en lo que supuestamente había practicado.
Algo similar ocurre en la actualidad cuando llega el evento. Vamos a confrontar una sensación de temor y ansiedad, la cual es muy natural y es parte del desarrollo de una nueva vida.
Toda medida de preparación para el nacimiento ayudará a los padres a tomar en cuenta asuntos de importancia como:
1. Quién estará a cargo del cuidado y supervisión de sus otros hijos.
2. Quién supervisará el trabajo escolar, si ya van a la escuela.
3. Solicitar ayuda a los abuelos en caso de que tengan que hablar con la maestra.
4. Notificar al colegio y a los maestros para que estén informados de la transición que ocurrirá en los próximos días.
5. Contar con una persona que coordine los viajes al hospital y las actividades extra curriculares para que la rutina en casa continúe.
Dejar la maleta lista como lo hacía Vilma es una buena práctica, ya que de esa manera es uno mismo quien la prepara.
No olvide: Sus camisones, la bata, las pantuflas, medias, los sostenes de lactancia, artículos de baño como el desodorante, cepillo y pasta de dientes, lociones, polvos, champú, acondicionador, toallas sanitarias y maquillaje.
La labor de parto es extenuante, así que después del nacimiento, el arreglarse el cabello y colocar algo de maquillaje te podrá hacer sentir mejor.
Hay que incluir la ropita del bebé y la ropa que la madre usará cuando tenga salida del hospital.
Si se está leyendo un libro, inclúyalo en la maleta, junto con un reproductor de discos compactos para escuchar música suave y relajante.
Compre cositas para comer en caso de que el futuro padre o los acompañantes sientan fatiga durante el a veces largo período de labor. La cámara fotográfica o de vídeo es algo indispensable en el evento.
El proceso del nacimiento incluye el embarazo, parto y post-parto y los actores principales son la madre, el padre y el bebé.
El prepararse para el nacimiento también incluye las clases de educación prenatal, las cuales pueden tomarse desde los cinco meses de embarazo. La misión de dichos cursos es:
Ofrecer información exacta para reducir los miedos y ansiedad en general.
Aumentar la confianza y control en la pareja para controlar el dolor y mejorar la tolerancia de la madre.
Refuerza la confianza y control en la pareja con técnicas de relajación, distracción, respiración y control muscular.
Desarrollar una relación productiva entre la madre que está en labor y su pareja para que luego él pueda dar el apoyo necesario.
Los beneficios son numerosos cuando la pareja decide obtener clases de preparación. El padre se involucra en el embarazo, se comparte con otras parejas que están pasando por lo mismo, se convierte en un espacio para hacer preguntas y de adquirir estrategias e ideas para manejar las dificultades. El médico le podrá recomendar los lugares donde podrá obtener dichos cursos.
Cabe mencionar la importancia de hacer una visita prenatal al pedíatra del futuro bebé, para conocerlo y hacer todas las preguntas posibles.
A medida que va avanzando el embarazo van apareciendo unas contracciones normales llamadas de Braxton-Hicks.
Es importante reconocer la diferencia entre estas contracciones y las contracciones de labor de parto. Las contracciones de Braxton-Hicks son irregulares, ocurren a diferentes intervalos, no se incrementan a medida que pasa el tiempo, se alivian al cambiar de posición o cuando la madre se relaja, causan incomodidad en la parte baja del abdomen sin presión de espalda y la parte pélvica y no causan la dilatación del cérvix.
Las contracciones de labor de parto son regulares, se incrementan progresivamente a intervalos cada vez más cortos, no se alivian con el cambio de posición, causan presión en la espalda y dolor en la pelvis y causan dilatación del cervix.
Probablemente Vilma tuvo una de esas contracciones normales asustando a su querido Pedro.
En caso de inseguridad siempre es bueno mantener un diario, podemos revisar nuestras notas y ver si encontramos un patrón. El médico se lo agradecerá y podrá así evaluar mejor la situación. En la segunda parte, incluiremos las fases del parto.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.