Ir al contenido principal

Es bueno tomar a los bebes de los Brazos?

Hace escasas semanas hablamos de uno de los temas más “candentes” de la crianza de los bebés, el cogerlos o no en brazos por si se acostumbran. Siguiendo el hilo de dicha entrada os traigo hoy un extracto de una entrevista a Carlos González realizada en el portal Criatures.cat en el que habla de este tema.

La entrevista está en catalán, pero subtitulada al castellano y, aunque es breve, explica lo suficiente para hacernos una idea de su manera de ver la crianza y de su manera de pensar al respecto, muy similar a la que defendemos en Bebés y más.
Malacostumbrarse es acostumbrar a algo malo

Carlos González tiene la habilidad de explicar las cosas de manera que digas: “coño, si es de sentido común”. Bueno, quizás no sea habilidad y simplemente explica cosas que son de sentido común. Como comenta en la entrevista, malacostumbrar podría definirse como acostumbrar a un bebé a hacer algo malo o acostumbrarle a recibir un trato no adecuado.


Acostumbrarse a llorar porque alguien ha decidido que no debe cogerte es algo negativo para un bebé, porque los bebés utilizan el llanto, precisamente, para solicitar lo que necesitan. Si estar en brazos de sus padres es una necesidad y el llanto es el mecanismo de llamada, los padres deberían coger al niño en brazos si llora para satisfacer dicha demanda.
¿Entonces hay que cogerlo siempre que llora?


“A ver, siempre, siempre, siempre, en este mundo es imposible”. Como explica, a un niño que llora hay que cogerlo siempre que se pueda y sea eso lo que quiera. Si llora porque te estás duchando y quiere estar contigo, pues es evidente que no podrás cogerlo, si llora porque está intentando salir al balcón pero no quieres que salga porque hace frío y lo coges, lo más probable es que se enfade aún más por cogerlo en brazos, porque lo que él quiere no es eso, sino que le abras la puerta.

Dicho de otro modo, a los niños hay que darles aquello que necesitan si no es peligroso o nocivo para ellos. Los brazos de papá y mamá no son peligrosos ni nocivos, sino todo lo contrario, son el resguardo que un bebé necesita, precisamente, cuando ha sentido peligro.
No hace falta acostumbrarles a vivir sin brazos

“Si se acostumbra a estar en brazos, luego no querrá vivir sin ellos”. Más o menos así es la frase típica que se suele decir. Si le damos la vuelta a esta frase deberíamos decir que, para que un niño pueda vivir sin pedir los brazos de sus padres, deberíamos acostumbrarles a no ser cogidos.

Lo curioso es que, como explica Carlos González, si ponemos ante nosotros a dos niños de 6 años, criados de un modo diferente, uno de ellos con tantos brazos como ha querido y el otro siendo acostumbrado desde pequeño a vivir sin ellos, nadie verá una diferencia en cuanto a necesidad de brazos porque ninguno de los dos pedirá ni querrá los brazos de su padre o su madre.

En pocas palabras, no es necesario enseñar a no pedir brazos, porque cuando un niño crezca, simplemente, dejará de necesitarlos.

Los brazos de papá y mamá no son un capricho, son una necesidad afectiva, son un abrazo, son amor, cariño y caricias, son la seguridad en momentos de crisis, son el sustento cuando el cansancio arrecia, son besos que llegan por todas partes, son el descanso del guerrero, son…
Si de pequeño, cuando sí pedía ir en brazos y sí pedía que le hicieras caso todo el rato no le hacías caso y le dejabas llorar, bueno, eso que se ha perdido y eso que te has perdido tú como padre.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.