Ir al contenido principal

Rutina en la alimentación de los bebes


El tipo de alimentación que usted elija para su bebé tendrá un efecto sobre sus patrones de alimentación, vigilia y sueño (rutina del bebé). A principios del siglo pasado regía la teoría conductualista que consistía en que el niño se moldeaba a los horarios del resto de la familia y de los quehaceres de la persona que lo cuidaba, de esta forma, la alimentación era rígida cada 4 horas y nada podía ser modificado. Luego, surgió una teoría totalmente opuesta a la anterior, y consistía en alimentar al bebé cuando éste comenzara a quejarse, independientemente de tener o no tener hambre, basándose en que la alimentación no sólo satisfacía necesidades de hambre, sino también necesidades psicológicas.
Actualmente existe una alternativa intermedia llamada “alimentación dirigida por los padres”que consiste en satisfacer las necesidades tanto del bebé y de la familia sin discriminar a nadie, la madre colabora con el bebé atendiendo sus necesidades, y el bebé colabora con la madre amoldándose a una rutina que adicionalmente le da seguridad. Se debe seguir una rutina básica que le permitirá atender al bebé y al resto de la familia sin desatender a nadie, de esta forma el bebé no es el centro de atención, y ni tampoco es desatendido.
La alimentación dirigida por los padres se basa en un orden de sus actividades básicas: alimentación, vigilia y sueño, este orden dará seguridad a su bebé y vivirá tranquilo porque él sabe que todo esta bajo control. Pero claro que hay excepciones a la regla, la vida no puede ser tan predecible, por lo que se debe ser flexible ante eventualidades, admitiendo una alteración temporal de la rutina del bebé, como por ejemplo: si el bebé está enfermo, si están de paseo o de viaje, si llegó muchas visitas a la casa, si están de visita y el bebé comienza a llorar, etc.
La alimentación, usted debe tratar que el bebé tome su leche hasta llenarse y no dejar que tome “snacks” de leche, para esto es necesario que mientras le da la leche logre captar su atención, puede hacerle cosquillas en los pies e inclusive cambiarle el pañal.
En bebés recién nacidos es complicado porque ellos duermen casi todo el día, pero se debe intentar mantenerlo despierto, si no lo consiguiera no importa, poco a poco el bebé se estabilizará y usted podrá mantenerlo despierto para que no se duerma mientras se alimenta. Los intervalos de alimentación deben ser de entre 2 ½ hora a 4 horas dependiendo de cada bebé y el tipo de leche que tome (los bebés que toman fórmula pueden aguantar hasta 4 horas entre tomada y tomada), no debe alimentarlo antes de las 2 ½ horas porque se consideraría como un snack y no como una comida.

La vigilia, es el momento en que el bebé está despierto, momento que se puede utilizar para bañarlo, salir de paseo, ir de compras, ver televisión, jugar, o simplemente escuchando lo que le habla su mamá. Las primeras semanas del bebé esta etapa casi no existirá pero con el correr de los días se mantendrá más tiempo despierto.
El sueño, luego de la vigilia el bebé necesita dormir (no luego de la alimentación), se debe colocar al bebé a dormir cuando aún está despierto, se trata que el bebé aprenda a agarrar el sueño por sí mismo y no volverse dependiente a que lo mezan, paseen, o esté una persona permanentemente acompañándolo. La mamá es la que decide cuando el bebé duerme y cuando debe despertarse. Si el bebé llorara déjelo unos minutos, luego entre, cálmelo (de ser posible no lo saque de su cuna) y vuelva a salir del cuarto, hágalo cuantas veces sea necesario, verá como al cabo de unos días el bebé aprenderá a dormir por sí mismo.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.

Natacion en los bebes, como practicarla

No hay nada más gratificante que practicar en familia actividades tan refrescantes como lanatación y los juegos acuáticos. Apetecibles, saludables, divertidos y sin límite de edad. ¿Y los bebés? Recordemos que la flotación es el primer ejercicio del feto en el útero de la madre rodeado de líquido amniótico. Aprovechar esta familiaridad con el agua reporta grandes beneficios en el desarrollo del niño. La natación es una actividad muy saludable para el organismo, que estimula a las personas tanto física como intelectualmente. Además, nadar es un ejercicio muy completo y terapéutico. Y una razón más para practicarlo: fortalece el sistema inmunológico. Cualquier elección es acertada, mar o piscina, siempre que se extremen las medidas de precaución y seguridad. Atención: no confiarse aunque los niños sepan nadar. ¡Feliz chapuzón!