Ir al contenido principal

Que hacer cuando el niño esta bravo

Somos una sociedad que tiene muchas cualidades. Como panameños somos alegres, “bulleros” y nos gusta pasar un buen rato. A su vez, estamos acostumbrados a demostrar el enojo que tenemos si algo no nos gusta. Lo vemos a diario, en el tráfico cuando un conductor comete una infracción que nos afecta; cuando un mesero no trae a tiempo la soda que pedimos; cuando contestamos de una manera grosera; cuando se nos cuestiona una acción en que los demás no están de acuerdo. Así como demostramos la alegría, estamos a la orden del día para manifestar lo contrario.
Nada de malas caras
Según Eisenberg et all... cuando se trata de un niño pequeño que está bravo y enojado, enseguida le reclamamos su actitud. “¿Qué te pasa?, no puedes estar bravo, estás castigado”. Lo que no hemos relacionado es que de la misma manera como nosotros los adultos manejamos el enojo, así será como los chicos aprenderán. Pero, si deseamos romper ese ciclo y que nuestros hijos sepan conducirse con juicio y criterio cuando sean mayores, entonces estamos a tiempo.
Primero, tenemos que tener claro la gama de sentimientos que como seres humanos tenemos naturalmente. Me limitaré a escribir acerca del enojo. Si empezamos por reconocer que el enojo es un sentimiento que existe y que está bien que su pequeño pueda sentirlo entonces podemos continuar por validarlo.
Medir las palabras y otras cosas
Cuando validamos, le hacemos llegar el mensaje a nuestro pequeño que no es malo estar enojado pero es la manera de cómo expresamos el enojo lo que no está correcto. Por ejemplo cuando mordemos, pegamos, halamos el cabello y empujamos.
KRT Direct
Empecemos por enseñarle maneras aceptables de conducir el enojo para su propio bien y el de los demás. “Ya veo que estás bravo conmigo por no dejarte salir al parque, está bien que estés enojado.
¿Será que me dices con palabras qué tan bravo estás?”. Si con dos años todavía le cuesta hablar, ayúdelo, pero lo más importante dele el tiempo para expresar lo que siente. Muchas veces decimos las palabras que creemos ellos van a decir, quitándoles la valiosa oportunidad de que lo digan por su propia cuenta.
Si le cuesta mucho hablar, invítelo a expresar su enojo traspasando los golpes a una almohadita de porotitos, corriendo o saltando por un tiempo limitado para liberar el enojo, jugando con masilla haciendo muchos “lombrices”, pintando con marcadores, haciendo muchas burbujas de jabón.
Si está dispuesta a desplazar el enojo con diversión, saque la crema de afeitar y colóquela en la mesa, permítale que el pequeño apriete el botón y que salga esa espuma. Puede hacer que haga muchos dibujos sobre la mesa.  No solo se divertirá sino que estará trabajando ejercicios de desarrollo motriz.
Continuaremos la próxima semana con las peleas entre hermanitos.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.