Ir al contenido principal

Hora de llegar a la escuela

El otro día estaba recordando cuando mi hijo más grande empezó la escuelita. Vivíamos en Estados Unidos y el sistema era diferente.

Los niños menores de tres años iban a las guarderías, los de tres y cuatro años iban a la escuelita, con un horario especial (podían asistir dos o tres veces a la semana por un par de horas).

Mi hijo asistía dos veces a la semana y el resto de la semana yo le daba la estimulación en casa, además de llevarlo a una clase de gimnasia para niños de su edad.

Dándose que en Panamá las necesidades son diferentes, por lo general las madres no suelen ofrecer esa estimulación pre-escolar en casa por razones de
trabajo.

¡Qué bueno fue escuchar el otro día de una mamá que se dedicó a estimular a sus hijos y no tuvo la necesidad de que ingresaran a la
escuelita hasta pre-kinder!

Ella disfrutó tanto su labor que ahora ofrece sus servicios a las amistades y vecinos.
Consejos
 
Es primordial la preparación del niño o la niña antes de ir a la escuelita. Tome el debido tiempo para el periodo de entrenamiento.

1. En casa jueguen a un socio-drama pretendiendo que van a la escuelita.

Cuando lleguemos a la entrada de la escuelita le pedimos un abrazo, le enseñamos el reloj y le decimos que es hora de entrar y que en un par de horas usted lo viene a buscar (explíquele los arreglos efectuados para el regreso a casa).

2. Visiten la escuelita al final del año previo a su ingreso.

3. Días antes de entrar, llévelo a la escuelita para conocer a la maestra. Cuando mi hijo entró a la escuelita, como les mencioné anteriormente, la maestra hizo una cita para visitar a mi hijo en su casa antes de entrar. Se presentó y conversó con él y le preguntó cuál era su juguete preferido; él buscó su muñeco “Hércules” y le tomó una foto.

Cuando mi hijo llegó a la escuelita, se percató de que él estaba en un mural con su juguete favorito y eso lo ayudó a sentirse casi en casa. Fue una experiencia muy personalizada con un efecto para una transición exitosa de la casa a la escuelita.

4. Una vez que entregamos al niño o a la niña a la maestra, nos despedimos. Permita que la maestra maneje la situación. Usted se despide y no mire hacia atrás para evitar la lloradera, tanto de su parte como la de su retoño.

Estaba en el colegio el otro día y me tocó observar cómo una niña no dejaba ir a su padre, se le arrimaba en el cuello y el papá que tampoco se quería ir. Se pasaron más de quince minutos “despidiéndose”. Cuando tenemos situaciones como las antes mencionada, hable en el carro del plan que se llevará a cabo.

Trate de darle dos opciones: “Tienes la opción de recibir mi abrazo y despedirte con un beso o de llorar”. Si escoge llorar, no habrá otra que retirarse y permitir que la maestra controle la transición.

La niña o el niño se dará cuenta que es mejor la opción de recibir el beso, el abrazo y despedirse: “chao mami, te quiero mucho” y entra a su salón.

Cuando logre despedirse sin problemas, por favor, felicítela o felicítelo por los logros obtenidos.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.