Ir al contenido principal

Hagamos del libro un amigo

Los docentes pueden poner en práctica la lectura y desarrollar la creatividad dentro de la dimensión físico-sensorial, cognitiva- racional, afectiva, intuitiva y espiritual. Felicito a todas las organizaciones por esa iniciativa para promover la lectura, que inspira como consecuencia, la escritura.

Sin embargo, yo opino que no hay que esperar a que los niños entren a la escuela para poner en práctica la maravillosa pasión de la lectura. Los padres y madres de familia tenemos la ventaja de tomar la delantera en ese campo inspirando a los niños, desde su infancia, a que los libros son unos amigos inseparables.

El placer de leer

Con el tiempo empecé a dividir los libros: coloqué un mueble con tablillas al nivel del niño (para que él pudiese coger el libro de su agrado). Eran libros de cartón que pudiese manipular sin el temor a que se dañaran.Celebrando el mes del libro quería aprovechar y compartir mi testimonio de lo que ha sido mi pasión por los libros. Desde que mi primer hijo tenía un año y dejó de amamantarse por sí solo, aunque yo no quería que eso pasara, se me presentó una disyuntiva: tenía que buscar un mecanismo de sustituir mi pecho, y que el sustituto fuera –a la vez– una transición hacia su siesta matutina y sueño nocturno. Se me ocurrió leerle libros. No tenía en ese entonces una selección variada, así que, empecé con un cuento que tenía como fondo música clásica, el experimento resultó pues el niño se durmió al cabo de un tiempo. Desde ese día surgió en mí la necesidad de buscar libros de cuentos con figuras atractivas para él. Cada vez que iba a la tienda compraba un librito y me encantaba decirle, “mira lo que te traje” y vaya a ver usted la alegría que se le veía en la cara, siempre salía corriendo a investigar de que se trataba el nuevo libro.

Cuando nació el hermanito, leíamos por partida doble: libros para el bebé y libros para el hermano mayor. Para mi gran sorpresa, cuando el hijo menor cumplió tres años empezó a “leer” las vallas publicitarias; y yo me decía a mí misma ¡no puede ser! Es increíble pero el afán que los niños tienen de leer a temprana edad puede garantizar el éxito de su aprendizaje. No obstante, yo sentía que no estaba “enseñándole a leer” de una manera propiamente dicha, sino que lo hacía a modo de entretenimiento; lo que no podía negar es que, el hecho de leer semejante cantidad de libros estaba causando un efecto por sí solo: mis hijos habían aprendido a leer y comprender el significado de las cosas antes que el promedio.



Una vez, una madre en la escuela de mis hijos me dijo lo siguiente: yo quiero que mi hija lea como lo hacen tus hijos, y yo le respondí “Te felicito, lee con tu hija todos los días y verás la magia de la lectura como se manifiesta”. No pensemos ni temamos que los niños, por más pequeños que sean, no entiendan el contenido. Reto a mis lectores, a que lean diariamente para que se den cuenta con sus propios hijos de lo que hace mi amigo, el libro.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.