Ir al contenido principal

El andador en los bebes


El andador es un asiento que tiene en sus patas ruedas y viene protegido con una baranda para que no pueda salir de él; el niño estando sentado o semisentado puede con sus piernas impulsarse y desplazarse. Se usa desde hace mucho tiempo, es casi una costumbre que actualmente se está dejando de lado por recomendación de la mayoría de los pediatras. El andador no enseña a caminar al niño, aunque veamos que se desplace e inclusive mueva sus piernas como si estuviera caminando, no está aprendiendo a sostener su cuerpo ni ejercita su equilibrio, que son requisitos básicos para poder caminar.
PUNTOS EN CONTRA DEL ANDADOR
  • Puede retrasar la función motora: para caminar es recomendable pasar por etapas (sentarse, gatear, ponerse de pie, etc.), al usar el andador continuamente, el niño estaría salteando estas etapas y sólo estaría sentado o semisentado impulsándose con los pies.
  • El niño tiende a caminar hacia los costados en vez de caminar de frente.
  • No incentiva el balanceo de los brazos al caminar, lo cual es indispensable para la coordinación para caminar bien. Tampoco le da una noción clara de su espacio, y al estar sentado o semisentado no ejercita su equilibrio.
  • Puede generar accidentes, porque cuando se coloca al niño en el andador, los adultos creemos que no se caerá y se les deja sin supervisión. Es en esos momentos, que el niño cuenta con libertad que puede hacer cosas que no haría si estuviera bajo la supervisión de un adulto porque los niños no tienen noción del peligro, pudiendo fácilmente rodar por las escaleras, coger objetos peligrosos (medicamentos, insecticidas, objetos que se pueden romper, etc.), entrar a la cocina y quemarse, volcar objetos pesados, etc.
PUNTOS A FAVOR DEL ANDADOR
Actualmente la mayoría está en contra del andador, pero también tiene sus puntos positivos siempre y cuando se le considere como parte de entretenimiento y no como una forma de enseñarle a caminar, costumbre o como una forma de descansar del niño:

  • Brinda libertad de movimiento al niño, lo cual lo pone contento, lo emociona, lo divierte y le permite explorar, investigar y moverse por “su” mundo, convirtiéndose en una gran experiencia.
  • Niños muy activos encuentran en el andador el juguete ideal para liberar su energía, el equivalente a la bicicleta en niños en edad escolar.
SI USTED OPTA POR UTILIZAR EL ANDADOR
Debe tener bien claro que el andador no es una “ayuda para los padres” sino que debe considerarse una distracción para el niño, su niño sólo se beneficiará de un andador siempre y cuando:

  • Nunca lo use por su propia comodidad “para que no me moleste”, “para poder hacer las cosas de la casa” porque en estos casos usted no lo estará supervisando y el niño puede sufrir un accidente.
  • Siempre que su hijo use el andador debe estar bajo la supervisión de un adulto, así como tener la casa ordenada con el fin de evitar posibles accidentes. Dependiendo de la madurez del niño tendrá que estar tras él o sólo será necesario darle indicaciones verbales.
  • No utilice en andador por mucho tiempo durante el día, el niño también necesita gatear, caminar agarrándose de los muebles o de su mano, que el andador sea una experiencia más del día a día del niño. El andador debe considerarse sólo como una forma más de divertirse.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.