Ir al contenido principal

¿Cuándo dejaré de comprar pañales?

En tiempo de mi abuela, ella usó pañales de tela con sus nietos. Luego, llegó el revolucionario pañal desechable. Al inicio eran calientes e irritables, ahora tenemos que evaluar precio, calidad y tamaño cuando vamos a la farmacia o supermercado en busca de los pañales. Es más, yo compraba la caja, ya que era increíble la cantidad de pañales que se consumían en un día. Cuando nació mi primer hijo, mi suegra me regaló pañales de tela. Tejidos con iniciales y diseños, se veían muy lindos.
Un buen día decidí "ahorrar" los pañales que estaban en la cajeta y atreverme a usar los pañales de tela. Me parecía divertido recordar que yo usé esos pañales. Coloqué al niño y le anticipé que usaríamos pañales como en los viejos tiempos, utilicé imperdibles de seguridad ya que sentía que el bebé arrancaría "los clips" de un solo tirón. Cuando lo levanté, se veía divino con el diseño por detrás. El se puso a jugar y yo a trabajar.


De repente vi un charco de orina, revisé al niño estaba totalmente seco, ¿cómo se salió ese charco? Después de limpiar tres charcos decidí utilizar los pañales de la caja. Como vivía en un apartamento alfombrado, supuse, en otras casas hay piso, eso es lo que hace la diferencia. Entonces me pregunté, ¿será que ya está listo el niño para entrenarse? Para mi sorpresa, tuve que seguir comprando pañales en caja por tres años ya que yo estaba lista para dejar de comprar los pañales pero el niño no lo estaba. La semana antes que nació el hermanito, ese día "se entrenó", pero siguió la compradera de pañales.

Según Eisenberg, Murcoff & Hathaway, para asegurarnos si está listo el niño para ser entrenado hay que prestar atención en las siguientes señales:

1. Si antes de los dos años el niño se queda seco por más de dos horas o si después de la siesta no ha mojado el pañal.


2. El niño que no está listo ignora que hay un chorro de orina corriendo por sus piernas. Está listo el niño cuando señala y anuncia lo que ocurrió.

3. Si el niño ensucia el pañal a una misma hora y hace señales que está "trabajando". Mi sobrino no le gusta que lo interrumpan, hay que dejarlo solo y luego avisa cuando termina. Unos niños se van a una esquina, otros se ponen de mal humor y molestos.

4. No está listo cuando ensucia el pañal y ni le importa y sigue su curso. Cuando está listo grita, avisa y quiere que lo cambien de inmediato.

5. Cuando el niño tiene más de 18 meses pueda que le moleste estar sucio. El sentido del olfato empieza a definirse y asocian malos olores con un pañal sucio.

6. Entiende conceptos como mojado, seco, sucio, limpio, y arriba y abajo.

7. Tiene la habilidad de comunicarse y seguir instrucciones.

8. Conoce los términos utilizados en casa para las partes del cuerpo.

9. Ya se viste solo y quiere usar ropa interior.


10. Sigue a los adultos y está interesado en los hábitos del baño imitando al adulto o lo sigue al baño para observarlo y saber que se hace en el baño.


Si el niño no hace ni la mitad de las señales indicadas, no está listo. Su tiempo fisiológico indica que todavía falta. Si la mayoría de las señales se cumplen, entonces prepárese para la clase de entrenamiento para la próxima semana.

Comentarios

Popular Post

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferio…

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.