Ir al contenido principal

Dientes precoces o tardíos

Dientes precoces o tardíos, uno o varios a la vez... No existe un patrón preestablecido para la aparición de los primeros dientes de un bebé, pero a menudo supone un pequeño mal trago para el retoño y sus padres. Y decimos "a menudo", porque seguro que habrás conocido a alguna madre que presuma de que sus hijos "ni se enteraron" del comienzo de la dentición. ¡Qué suerte!
Los primeros dientes del bebé, por lo común, hacen acto de presencia entre los cuatro y los siete meses de vida, aunque esto tampoco es una verdad inamovible, ya que el factor genético influye en esta cuestión.
Si tú o tu pareja tuvieron una dentición precoz o tardía, es probable que a tu bebé le ocurra lo mismo.
Los hay que cumplen un añito y siguen desdentados. Si este es tu caso, no te preocupes: seguro que el pediatra ya te ha asegurado que tu bebé dispondrá de una fantástica dentadura tarde o temprano.
Lo habitual es que los primeros dientes en "romper" sean los dos incisivos inferiores, seguidos uno o dos meses después por los dos incisivos superiores y los dos laterales.
A continuación llegarán los incisivos laterales inferiores. Los caninos o colmillos y los premolares vendrán después.
Hacia aproximadamente los tres años de edad, tu hijo habrá desarrollado una dentadura primaria o "de leche" compuesta por veinte piezas.
SEÑALES INEQUÍVOCAS
¿Cuáles son las señales de que a un bebé le va a salir un diente? Pueden variar, pero cabe esperar cierta irritabilidad, llanto y dificultades para dormir y comer. Además, el pequeño puede babear más de la cuenta, morder con desesperación cuanto objeto se ponga al alcance de sus manitas, y sus encías tendrán un aspecto inflamado y enrrojecido.
Tradicionalmente se ha relacionado la primera dentición con la aparición de algunas irritaciones en la piel del bebé, especialmente en la zona del trasero, aunque se trata de una creencia con escasa base científica. En cualquier caso, procura cambiar con frecuencia los pañales del pequeño, lavar la zona con agua tibia y aplicar una pomada calmante.
En ocasiones, la dentición también puede provocar una ligera fiebre, pero en ningún caso temperaturas elevadas (superiores a 38.3 grados Celsius), por lo que si este es el caso es mejor que lleves al bebé al pediatra y no le restes importancia pensando que se trata solo de un síntoma causado por los dientes.
Una vez confirmadas las sospechas de que tu hijo está dando la bienvenida a sus primeros dientes, te preguntarás qué puedes hacer para aliviar sus molestias. Hay muchas fórmulas. Entre ellas, la Academia Americana de Pediatría recomienda frotarle y masajearle las encías con uno de tus dedos -escrupulosamente limpio, claro- o proporcionarle un mordedor de buena calidad.
Si optas por lo segundo, asegúrate de que sea de goma o silicona firme e irrompible, y nunca lo metas en el congelador, ya que puede hacer más mal que bien a las encías del pequeño.
Es preferible que lo introduzcas en la nevera y se lo des fresco, pero no congelado, y una vez más insistimos en que debe estar perfectamente limpio e incluso esterilizado si tu bebé tiene pocos meses.
Un poco de fruta fresca o un pedazo de pan también pueden aliviar las molestias, pero siempre bajo tu atenta supervisión para prevenir atragantamientos indeseados.
En caso de que estas medidas no logren aliviar el dolor del pequeño, consulta al pediatra sobre la conveniencia de administrarle un analgésico infantil o un gel anestésico específico para este uso. Pero recuerda, hazlo solo con la aprobación del médico y en las dosis que él establezca.
PRIMEROS CUIDADOS
Y ahora que los primeros dientes están aquí, ¿cómo cuidarlos? La Academia Americana de Odontología Pediátrica (AAOP) establece que la higiene dental debe comenzar cuanto antes, mejor.
Antes de que salgan los primeros dientes, es un buen hábito limpiar suavemente las encías con un cepillo dental infantil y agua, y continuar con esta práctica cuando aparezcan las primeras piezas.
A no ser que el dentista lo recomiende, no se debe usar crema dental fluorada hasta que el niño cumpla tres años, y por supuesto siempre bajo supervisión.
Esta organización aconseja que el dentista pediátrico vea al bebé en cuanto sale el primer diente y nunca más tarde del primer cumpleaños. De esta forma se pueden prevenir problemas dentales precoces, ya que los pequeños también corren riesgo de caries provocada por el uso del biberón durante las siestas o el sueño nocturno, así como cuando maman continuamente del pecho materno.
"Los niños con dientes sanos mastican con más facilidad, aprenden a hablar con claridad y sonríen con mayor confianza", señala la AAOP, que además recuerda que los dientes de "leche" no solo son importantes por dichas razones, sino que contribuyen a "trazar un camino" que los dientes permanentes podrán seguir cuando estén preparados para salir.
Asimismo, la AAOP recomienda que no se habitúe al niño a tomar un biberón justo antes de dormir, ya que los restos de la leche se aposentan alrededor de los dientes, propiciando la aparición de caries. Durante la noche, es preferible que el biberón contenga solo agua.
No prolongar en exceso el uso del chupete -y nunca más allá de los cuatro años- y animar al bebé a beber de un vaso adaptado según se acerca su primer cumpleaños -especialmente en el caso de los zumos- son otros buenos hábitos para garantizar una buena salud dental a tu pequeño.

Comentarios

Popular Post

Como aliviar el dolor de encía en los bebes

Algo le está incomodando a tu bebé… llora, no se calma con nada, casi no puede dormir, y tú no sabes por qué. Tu bebé tampoco lo sabe, pero puede ser que sus primeros dientes están por salir y le están molestando las encías. En Vida y Salud te contamos algunas señales para identificar esta situación a tiempo y ayudarle a tu hijo a calmar su molestia. Parece irónico, pero la dentición, el proceso que le permite a tu hijo tener esa linda sonrisa que alegrará tu vida, puede ser doloroso, especialmente al principio. Entre los 4 y los 7 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a abrirse paso a través de las encías, tu bebé puede sentir incomodidad y algo de dolor. ¿Cómo sabes si tu bebé está empezando la dentición? Aunque no le sucede igual a todos los bebés, algunos muestran las siguientes señales de que sus primeros dientes están en camino: Babea más de lo normalQuiere morderlo todoSus encías se ven hinchadas y un poco más rojasEstá irritable por algunos días, o incluso semanasLlo…

El cerebro del bebe

Un equipo del Clinical Sciences del Imperial College de Londres ha utilizados resonancias magnéticas funcionales en 70 bebés para ver qué ocurre en sucerebro en estado de reposo. Los resultados se han publicado en la revista Jounal Proceedings of teh National Academy of Sciences.   Los bebés tenían entre 29 y 43 semanas de desarrollo. Desde prematuros a bebés a termino, estos bebés estaban recibiendo tratamiento en la Clinical Sciences del Imperal College y sus padres autorizaron el estudio. En el estudio vieron como desde las 29 semanas del bebé a los bebés ya a termino (de 40 semanas o más) se han producido cambios.  Sus cerebros tienen una serie de redes ya formadas. El cerebro adulto posee una serie de redes que están constantemente activadas aún cuando la persona está en reposo. Los investigadores encontraron esas mismas redes del cerebro adulto en los bebes a término.